Nuevas recetas

¿Están los Chippys en peligro? El querido Fish & Chips británico pronto se convertirá en Squid & Chips

¿Están los Chippys en peligro? El querido Fish & Chips británico pronto se convertirá en Squid & Chips


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El cambio climático está obligando a las poblaciones de bacalao y eglefino más al norte a climas más fríos y podría afectar las ventas de pescado y papas fritas

Los días de la comida más emblemática de Gran Bretaña pueden estar contados.

Trigo, langostas y café Ya somos víctimas conocidas del cambio climático, pero la última alteración en nuestras dietas debido al calentamiento global puede ser un shock para los británicos. De alguna manera, "calamar con patatas fritas" no suena exactamente igual.

"A largo plazo, necesitaremos adaptar nuestras dietas", dijo el lunes el Dr. John Pinnegar, director de cambio climático marino en el Centro para el Medio Ambiente, la Pesca y la Ciencia de la Acuicultura, en la reunión anual de la Sociedad Ecológica Británica: según NBC News. "En 2025 y más allá, es posible que necesitemos reemplazar el bacalao y otros viejos favoritos con especies de aguas cálidas como el calamar, la caballa, la sardina y el salmonete".

Las especies de aguas más cálidas como el calamar ya han aumentado en abundancia, han señalado los científicos.

Hay 10.500 tiendas de pescado y patatas fritas, o patatas fritas en todo el Reino Unido, en comparación con solo 1.200 establecimientos de McDonald's.


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

La crítica de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante y alterada escuela de cocina, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y me disculpo de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin un trato especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comerse. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a aquellos que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal se ve realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni tampoco me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

El crítico de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante escuela de cocina tweezered, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y pido disculpas de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin tratamiento especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comerse. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a los que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal se ve realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni tampoco me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

El crítico de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante escuela de cocina tweezered, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y pido disculpas de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin tratamiento especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comer. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a los que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal se ve realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

La crítica de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante escuela de cocina tweezered, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y me disculpo de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin un trato especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comerse. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a aquellos que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal parece realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

La crítica de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante escuela de cocina tweezered, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y me disculpo de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin un trato especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comer. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a los que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal parece realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni tampoco me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

El crítico de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante y alterada escuela de cocina, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y pido disculpas de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin un trato especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comer. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a aquellos que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal parece realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

La crítica de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? Me sorprende cuántas veces, incluso después de una comida técnicamente impecable, la respuesta a mi propia pregunta es negar con la cabeza: no.

Los restaurantes son mucho más que cocinar. (Nunca diría que soy crítico gastronómico, mi trabajo es crítico de restaurantes). En algunos de los restaurantes de esta lista, la comida no es el atractivo principal por ningún tramo de la imaginación. Pero, ¿volvería mañana y pasado mañana? Sí, por favor.

Incluso después de 15 años de hacer este concierto (más 10 años de trabajar realmente en restaurantes), cuando me despierto por la mañana sabiendo que voy a almorzar, me siento animado y emocionado, e inmensamente privilegiado de poder hacer esto. para ganarse la vida. Érase una vez, solía recorrer Michelin, especialmente cuando viajaba, soportando muchas habitaciones silenciosas y cerradas y platos donde los pimientos rojos eran torturados para que parecieran Mondrianos. Esto ha causado un poco de alergia a la estresante y alterada escuela de cocina, por lo que me temo que no encontrará muchos menús de degustación de varios platos aquí. (Hay un par, pero son el trabajo de chefs que entienden el término "hospitalidad" y aún ven la comida como una alegría, un placer, en lugar de una oportunidad para mover sus apéndices).

Lo siento si su favorito no está aquí, y pido disculpas de antemano a Gales, Birmingham, Auchenshuggle. Estos son mis restaurantes favoritos, no los mejores del Reino Unido, ni los mejores del país, ni ninguna otra lista arbitraria. Sí, mis opciones pueden ser abundantes en Londres, pero tenga en cuenta que a) no vivo allí yb) es simplemente donde se encuentra la mayor concentración de buenos restaurantes en el Reino Unido. (Si me hubieran permitido salir del Reino Unido, estarías leyendo sobre Joe Beef en Montreal, Cibus en Puglia y Swan Oyster Depot en San Francisco). Y como visito de incógnito, tengo la misma experiencia que tú. lo haría: sin extender la alfombra roja, sin un trato especial o pequeños obsequios adicionales.

Es posible que mis favoritos no se adapten a sus propósitos si desea cerrar tratos en una atmósfera diseñada para Masters of the Universe. O hacer cola durante horas sin nada que mostrar más que un sándwich de carne que tarda 30 segundos en comer. O rocíate de naranja y baila en las mesas (sí, STK, te estoy mirando). Pero cuantos más restaurantes como, más me dedico a aquellos que me envían a la noche pensando no "Me pregunto cómo consiguió el chef que los ásteres de mar forrajes hicieran eso", sino "Eso fue muy divertido".

Mis lugares favoritos son aquellos donde el personal parece realmente complacido de verte, donde hay un murmullo de clientes satisfechos, donde el menú te da un poco de emoción porque hay tantas cosas en él que te gustaría comer. Y donde siempre te apetece una copa más de una lista de vinos seductora y desagradable. Me temo que ya no me preocupan mucho Michelin y The World's 50 Best, ni tampoco me preocupa especialmente la falta de tapizado en los asientos (estoy amueblado con mucho de mi propio acolchado). Pero en cada uno de los restaurantes de los que hablo aquí, puedo decir, con la mano en el corazón, que lo he pasado muy, muy bien.

¿Está de acuerdo con las opciones de Marina o tiene sus propios favoritos para agregar a su lista? Únase a nuestro crítico de restaurantes para una sesión de preguntas y respuestas en vivo el lunes a la 1 p.m. deja tus comentarios ahora


Mis 50 restaurantes favoritos del Reino Unido: la crítica Marina O & # x27Loughlin & # x27s choice

El crítico de restaurantes de The Guardian elige sus 50 restaurantes favoritos en el Reino Unido, desde un pub junto al mar en Kent que sirve algunas de las mejores comidas del planeta hasta un veterano de Glasgow que es una institución de la ciudad.

Última modificación el martes 9 de julio de 2019 10.37 BST

Pedirme por mis restaurantes favoritos es un poco como insistir en que elija a mi hijo favorito: realmente agonizante. Es una pregunta que me hacen semanalmente (la del restaurante, no los niños) y, con la misma frecuencia, la respuesta cambiará. Pero para cada respuesta diferente, las razones por las que son mis favoritas siguen siendo las mismas. Y no se debe a la ostentación o la experimentación, la perfección del lino o la opulencia de la decoración. El determinante clave es: ¿volvería? It surprises me how many times – even after a technically flawless meal – the answer to my own question is to shake my head: nope.

Restaurants are about far more than the cooking. (I’d never say I was a food critic my job is restaurant reviewer.) In some of the restaurants on this list, the food isn’t the main draw by any stretch of the imagination. But would I go back tomorrow, and the tomorrow after that? Sí, por favor.

Even after 15 years of doing this gig (plus 10 years of actually working in restaurants), when I wake up in the morning knowing I’m off out to lunch, I feel uplifted and excited, and immensely privileged that I get to do this for a living. Once upon a time, I used to scour Michelin, especially when travelling, enduring many a hushed, clenched room and dishes where red peppers were tortured to look like Mondrians. This has caused a bit of an allergy to the stressy, tweezered school of cuisine, so I’m afraid you won’t find many multi-course tasting menus here. (There are a couple, but they’re the work of chefs who understand the term ‘hospitality’, and still see food as a joy, a pleasure, rather than an opportunity to waggle their appendages.)

I’m sorry if your favourite isn’t here, and I apologise in advance to Wales, Birmingham, Auchenshuggle. These are my favourite restaurants, not the UK’s best, or the country’s top, or any other such arbitrary listicle. Yes, my choices may be London-heavy, but do bear in mind that a) I do not live there, and b) it’s simply where the highest concentration of good restaurants in the UK is to be found. (If I’d been allowed out of the UK, you would be reading about the likes of Joe Beef in Montreal, Cibus in Puglia and the Swan Oyster Depot in San Francisco.) And because I visit incognito, I get the same experience you would: no rolling out the red carpet, no special treatment or extra little freebies.

My favourites may not suit your purposes if you want to crunch deals in an atmosphere designed for Masters of the Universe. Or to stand in line for hours with nothing to show for it but a meat sandwich that takes 30 seconds to eat. Or spray yourself orange and dance on tables (yes, STK, I’m looking at you). But the more restaurants I eat in, the more I’m devoted to those that send me out into the night thinking not ‘I wonder how the chef got the foraged sea asters to do that?’ but ‘That was top fun’.

My favourite places are those where staff look genuinely pleased to see you, where there’s a buzz of contented customers, where the menu gives you a little thrill because there are so many things on it that you’d like to eat. And where you always fancy just the one more glass from an alluring, ungreedy wine list. I’m afraid I no longer much care about Michelin and The World’s 50 Best, nor do I particularly worry about lack of upholstery in the seating (I’m furnished with plenty of my own padding). But in each of the restaurants I talk about here, I can say – with hand on heart – I’ve had a really, really good time.

Agree with Marina’s choices, or got your own favourites to add to her list? Join our restaurant critic for a live Q&A on Monday at 1pm leave your comments now


My 50 favourite UK restaurants: critic Marina O'Loughlin's choice

The Guardian’s restaurant critic picks her 50 favourite restaurants in the UK, from a seaside pub in Kent that serves some of the best food on the planet to a Glasgow old-timer that’s a city institution

Last modified on Tue 9 Jul 2019 10.37 BST

A sking me for my favourite restaurants is a bit like insisting I choose my favourite child: genuinely agonising. It’s a question I get asked on a weekly basis (the restaurant one, not the children) and, just as regularly, the answer will change. But for every different response, the reasons they’re my favourites remain the same. And it’s not because of cheffy showing off or experimentation, the perfection of the linen or the opulence of the decor. The key determinant is: would I go back? It surprises me how many times – even after a technically flawless meal – the answer to my own question is to shake my head: nope.

Restaurants are about far more than the cooking. (I’d never say I was a food critic my job is restaurant reviewer.) In some of the restaurants on this list, the food isn’t the main draw by any stretch of the imagination. But would I go back tomorrow, and the tomorrow after that? Sí, por favor.

Even after 15 years of doing this gig (plus 10 years of actually working in restaurants), when I wake up in the morning knowing I’m off out to lunch, I feel uplifted and excited, and immensely privileged that I get to do this for a living. Once upon a time, I used to scour Michelin, especially when travelling, enduring many a hushed, clenched room and dishes where red peppers were tortured to look like Mondrians. This has caused a bit of an allergy to the stressy, tweezered school of cuisine, so I’m afraid you won’t find many multi-course tasting menus here. (There are a couple, but they’re the work of chefs who understand the term ‘hospitality’, and still see food as a joy, a pleasure, rather than an opportunity to waggle their appendages.)

I’m sorry if your favourite isn’t here, and I apologise in advance to Wales, Birmingham, Auchenshuggle. These are my favourite restaurants, not the UK’s best, or the country’s top, or any other such arbitrary listicle. Yes, my choices may be London-heavy, but do bear in mind that a) I do not live there, and b) it’s simply where the highest concentration of good restaurants in the UK is to be found. (If I’d been allowed out of the UK, you would be reading about the likes of Joe Beef in Montreal, Cibus in Puglia and the Swan Oyster Depot in San Francisco.) And because I visit incognito, I get the same experience you would: no rolling out the red carpet, no special treatment or extra little freebies.

My favourites may not suit your purposes if you want to crunch deals in an atmosphere designed for Masters of the Universe. Or to stand in line for hours with nothing to show for it but a meat sandwich that takes 30 seconds to eat. Or spray yourself orange and dance on tables (yes, STK, I’m looking at you). But the more restaurants I eat in, the more I’m devoted to those that send me out into the night thinking not ‘I wonder how the chef got the foraged sea asters to do that?’ but ‘That was top fun’.

My favourite places are those where staff look genuinely pleased to see you, where there’s a buzz of contented customers, where the menu gives you a little thrill because there are so many things on it that you’d like to eat. And where you always fancy just the one more glass from an alluring, ungreedy wine list. I’m afraid I no longer much care about Michelin and The World’s 50 Best, nor do I particularly worry about lack of upholstery in the seating (I’m furnished with plenty of my own padding). But in each of the restaurants I talk about here, I can say – with hand on heart – I’ve had a really, really good time.

Agree with Marina’s choices, or got your own favourites to add to her list? Join our restaurant critic for a live Q&A on Monday at 1pm leave your comments now


My 50 favourite UK restaurants: critic Marina O'Loughlin's choice

The Guardian’s restaurant critic picks her 50 favourite restaurants in the UK, from a seaside pub in Kent that serves some of the best food on the planet to a Glasgow old-timer that’s a city institution

Last modified on Tue 9 Jul 2019 10.37 BST

A sking me for my favourite restaurants is a bit like insisting I choose my favourite child: genuinely agonising. It’s a question I get asked on a weekly basis (the restaurant one, not the children) and, just as regularly, the answer will change. But for every different response, the reasons they’re my favourites remain the same. And it’s not because of cheffy showing off or experimentation, the perfection of the linen or the opulence of the decor. The key determinant is: would I go back? It surprises me how many times – even after a technically flawless meal – the answer to my own question is to shake my head: nope.

Restaurants are about far more than the cooking. (I’d never say I was a food critic my job is restaurant reviewer.) In some of the restaurants on this list, the food isn’t the main draw by any stretch of the imagination. But would I go back tomorrow, and the tomorrow after that? Sí, por favor.

Even after 15 years of doing this gig (plus 10 years of actually working in restaurants), when I wake up in the morning knowing I’m off out to lunch, I feel uplifted and excited, and immensely privileged that I get to do this for a living. Once upon a time, I used to scour Michelin, especially when travelling, enduring many a hushed, clenched room and dishes where red peppers were tortured to look like Mondrians. This has caused a bit of an allergy to the stressy, tweezered school of cuisine, so I’m afraid you won’t find many multi-course tasting menus here. (There are a couple, but they’re the work of chefs who understand the term ‘hospitality’, and still see food as a joy, a pleasure, rather than an opportunity to waggle their appendages.)

I’m sorry if your favourite isn’t here, and I apologise in advance to Wales, Birmingham, Auchenshuggle. These are my favourite restaurants, not the UK’s best, or the country’s top, or any other such arbitrary listicle. Yes, my choices may be London-heavy, but do bear in mind that a) I do not live there, and b) it’s simply where the highest concentration of good restaurants in the UK is to be found. (If I’d been allowed out of the UK, you would be reading about the likes of Joe Beef in Montreal, Cibus in Puglia and the Swan Oyster Depot in San Francisco.) And because I visit incognito, I get the same experience you would: no rolling out the red carpet, no special treatment or extra little freebies.

My favourites may not suit your purposes if you want to crunch deals in an atmosphere designed for Masters of the Universe. Or to stand in line for hours with nothing to show for it but a meat sandwich that takes 30 seconds to eat. Or spray yourself orange and dance on tables (yes, STK, I’m looking at you). But the more restaurants I eat in, the more I’m devoted to those that send me out into the night thinking not ‘I wonder how the chef got the foraged sea asters to do that?’ but ‘That was top fun’.

My favourite places are those where staff look genuinely pleased to see you, where there’s a buzz of contented customers, where the menu gives you a little thrill because there are so many things on it that you’d like to eat. And where you always fancy just the one more glass from an alluring, ungreedy wine list. I’m afraid I no longer much care about Michelin and The World’s 50 Best, nor do I particularly worry about lack of upholstery in the seating (I’m furnished with plenty of my own padding). But in each of the restaurants I talk about here, I can say – with hand on heart – I’ve had a really, really good time.

Agree with Marina’s choices, or got your own favourites to add to her list? Join our restaurant critic for a live Q&A on Monday at 1pm leave your comments now


Ver el vídeo: Fish u0026 Chips (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Dorren

    Ciertamente. Todo lo anterior dijo la verdad. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  2. Shakasho

    Confirmo. Entonces sucede.

  3. Scowyrhta

    Si, dijiste bien

  4. Harac

    Creo que esto - confusión.

  5. Alonso

    Considero que no estás bien. Discutamos. Escríbeme en PM, nos comunicaremos.



Escribe un mensaje